consejos para practicar yoga

 

Si quieres conocer algunos consejos para mejorar tu práctica del yoga aquí te dejo algunos para que puedas experimentarlos, atiende bien y llévalos a tu práctica diaria, o casi diaria.

¿Cómo se consiguen resultados positivos en Yoga?

Para evitar decepciones y fracasos es conveniente que el practicante del primer grupo (y de ahí en adelante), aplique las siguientes reglas básicas:

  1. Pon en práctica tu sentido común, discreción, discernimiento, discriminación y orienta todo ello hacia tu bienestar general. Si, esto es difícil, pero en la práctica del yoga tu atención y conciencia deben de estar presentes siempre.
  2. Tu regularidad es un factor importante que permite el éxito y prodiga beneficios plenos. Tienes que ser regular y sistemático/a en la práctica.
  3. Intenta levantarte a la misma hora y acostarte también a la misma hora por las noches a más tardar a las 11:00 P.M. porque la posición cósmica de la Tierra antes de la media noche ofrece al sistema nervioso la radiación más favorable para la regeneración.
  4. El primer pensamiento al practicar tus disciplinas intenta que sea la salud. Concéntrate en lo que significa para tu cuerpo y tu mente la salud y la fuerza.
  5. Si estás fatigado/a o sientes algún malestar, no empieces  tu práctica de asanas. Descansa primero y tranquilízate.
  6. Evita la práctica de yoga inmediatamente después de las comidas. Deja pasar dos horas después de ingeridos los alimentos para efectuar tu práctica de Yoga. Evita el estómago sobrecargado.
  7. Es natural que al comienzo no adquieras dominio sobre las asanas, pues es la práctica regular la que conduce a la perfección. Ten paciencia, perseverancia y sinceridad de propósitos.
  8. Evite usar ropa interior que te apriete exageradamente. Evita también el uso de anteojos, reloj, aretes, pulseras, etc., durante tu práctica.
  9. Realiza tu práctica de asanas sobre un esterillo individual, si lo tienes claro.
  10. Abandona los hábitos que te resten vitalidad. Cada hábito tendiente a desarmonizar con tu organismo es un aliado seguro de toda clase de enfermedades.
  11. Aprovecha cualquier oportunidad para practicar tus disciplinas al aire libre. Procura utilizar en tu vida diaria únicamente la ropa necesaria de acuerdo con la temperatura sin abusar de abrigos y sacos, porque la piel necesita el aire, y la ropa abrigada impide la respiración cutánea. Con la práctica de “baños de aire” pronto se adquirirá una espléndida resistencia física.
  12. Recuerda mantener limpias tus fosas nasales porque son la entrada del prana.
  13. Cuida que tu evacuación intestinal sea diaria.
  14. Se comienzan los ejercicios eliminando toda sensación de temor, mira al futuro con plena confianza y comienza tus inhalaciones profundas con fe en el poder curativo de los ejercicios. Es así.
  15. Ten paciencia, determinación y esfuérzate por mejorar.
  16. Trata de mantener la atención mental en el punto o lugar sugerido y evita la divagación. Para ayudar a mantener la atención mental se mantienen los ojos cerrados, tanto durante la práctica de algunas posturas, como durante los cambios entre una y otra.
  17. Mantén un tipo de respiración adecuado a lo largo de la postura, buscando siempre tu propio ritmo y los consejos que puedas recibir. Se recomienda al momento de cambiar posición, hacerlo casi siempre al exhalar.
  18. Trata de sentir tu cuerpo en cada postura, localizando las partes que trabajan más intensamente.
  19. La duración de cada postura suele variar pero debe ser aproximadamente de 45 segundos a un minuto y los cambios entre cada posición deben ser muy lentos, manteniendo así un ritmo armónico de toda la secuencia y un contacto constante contigo mismo/a.
  20. Sin que sea forzoso, se recomienda encender un incienso discreto o alguna velita.

Y por último, una propina en forma de consejo si eres principiante: practica Yoga  en centros supervisados por un profesor/a e intenta evitar en cualquier caso la práctica individual…pero tranquilidad, mejor hacerlo así que no hacer nada.

Share This