koan para aprender a meditar

¿Qué es un Koan Zen?

Los koans zen son un derivación de los gōng’ān chinos (literalmente “caso público”).

En origen hacían referencia a diálogos y sucesos entre maestro y discípulo que eran registrados de manera escrita. La mayoría de los que hay y que proceden de auténticos maestros zen son tan sencillos y resultan tan certeros que me maravilla el poder leerlos hoy en día y utilizarlos para alejarme del intelecto. Surge la respuesta y a veces ni siquiera me acerco, los Koans como una meditación zen.

Un koan puede ser una pregunta sin aparente sentido pero un maestro zen espera de sus discípulos la respuesta adecuada para saber en qué grado de aprendizaje se encuentran y si han llegado ya a la iluminación o satori. Que conste que no son acertijos, tiene el propósito de desconectar el pensamiento discursivo lógico-racional y provocar un shock mental para llevar al aumento de conciencia (despertar). Muchas veces los maestros centran sus meditaciones en la recitación de Koans y esperan respuestas centradas en la intuición.

literatura japonesa koan

Uno famoso es “¿cuál es el sonido de una sola mano que aplaude?” o “¿cuál era tu rostro original antes de nacer?”.

El practicante investigará este tipo de pregunta con una concentración total hasta que su razonamiento conceptual quede erradicado, y así pueda surgir “prajna”, la sabiduría intuitiva.

 

Otro ejemplo:

Constante Inconstancia

– Maestro, ¿qué es constante?

– Lo inconstante.

– ¿Por qué lo constante es inconstante?

– ¡La vida!!La vida!

El discípulo está constantemente en el intelecto. Pregunta: ¿Qué es constante?

El maestro responde: “Lo constante es lo inconstante”. Todo cambia y, como todo cambia, lo único que es constante es el cambio.

Es una buena respuesta, pero el discípulo añade: “¿Por qué lo constante es inconstante? ¿Por qué el cambio es continuo?”.

Su pregunta es aún intelectual. El maestro responde: “!La vida!!La vida!”.

Algo que no comienza, que no termina, ¿qué es? Es la vida y la vida no es definible. No se encuentra nada tratando de aprehenderla a partir de las palabras.

Espero que lo hayas disfrutado. Si quieres compartir con “La Sombra” algún Koans envíanoslo 0 déjalo en los comentarios.

Share This